Funciones del limpiatubos durante la construcción

Durante la construcción de las líneas de transporte se usan limpiatubos para determinar obstrucciones o deformaciones en un tramo recién instalado. Estos dispositivos de calibración van equipados con una placa frontal metálica cuyo diámetro es igual a 90-95% del diámetro interior de la cañería.

La placa se deforma al chocar contra alguna obstrucción o reducción al diámetro interno. En casos extremos se corre el peligro de que el limpiatubos quede detenido, lo que puede dificultar su localización. Hay métodos de rastreo; desde cadenas acopladas al cuerpo del limpiatubos para hacer ruido durante el pasaje, hasta emisiones de radio o cápsulas radioactivas.

Estos limpiatubos normalmente desalojan, a su paso, los desechos de la construcción. Pero presentan el inconveniente de no poder determinar la localización exacta de las deformaciones u obstrucciones, salvo que se detengan, además de correr el peligro de dañar la pared de la tubería al impacto con la placa calibradora. Lo cual puede ser grave aún en cañería de alta resistencia y pared delgada (X-52 o mayor) ya que una zona dañada crea alta concentración de esfuerzos que puede ocasionar una falla posterior.

Para el llenado o vaciado de las cañerías durante la fase de prueba hidrostática se pueden utilizar limpiatubos de dos o más copas, discos o polly pigs. Se desea obtener el mejor sello posible contra las paredes. Así se evita la formación de bolsas de aire atrapadas en los tramos de mayor elevación, cuyo efecto de compresibilidad acumulada puede sobrepasar la capacidad de bombeo calculada, haciéndose necesario purgar el aire antes de completar las pruebas.

Cuando hay que revertir la dirección del agua durante la prueba hidrostática, se pueden usar limpiatubos bidireccionales con dos ó más discos de uretano. Es importante recordar que la capacidad de sello de los discos es inferior a la de las copas.

Uno de los últimos desarrollos tecnológicos es el diseño de limpiatubos con copas de uretano modelo DC. Estas tienen una gran eficiencia de sellado y una resistencia al desgaste muy superior, debido a que el diseño de su arista cuenta con mayor área de contacto y una gran flexibilidad para adaptarse mejor a las deformaciones y a las cañerías sin romper su sello hermético. El elastómero que se utiliza en su construcción es uretano muy flexible y de alta resistencia a la abrasión.

Para la limpieza inicial de las cañerías habitualmente se utilizan limpiatubos con cepillos de acero o cuchillas de uretano.