Funciones de los limpiatubos durante la fase de operación

Durante la fase de operación, los limpiatubos cumplen varias funciones:

Llenado inicial. Se lanza un limpiatubos con gran capacidad de sello, al frente de la columna de líquido o gas para evitar la formación de mezclas combustibles con el aire remanente en la cañería. Al frente del limpiatubos es recomendable bombear una columna de gas inerte, como nitrógeno, para minimizar ese potencial problema.Para este trabajo, los mejores modelos de limpiatubos son los que poseen copas diseño DC (a veces se utilizan hasta cuatro copas para mayor seguridad en la operación) ó polly pigs de longitud extendida modelos Ultraseal ó Foam Disc.

Desplazamiento de líquidos y condensados. El paso de limpiatubos complementa el uso  de los sistemas deshidratadores y separadores en el punto de origen de la tubería. Las obstrucciones ocasionadas por acumulación de líquidos o condensados disminuyen la eficiencia de operación en líneas de gas multifásicas.
Al seleccionar el raspatubos más adecuado para cada trabajo, deben tenerse en cuenta los criterios ya citados, pero puede generalizarse que la máxima eficiencia de desplazamiento se logra con los dispositivos de copa modelo DC.
El desgaste más grande en los limpiatubos ocurre en la utilizacion de estos en gasoductos, a que la fricción y velocidad de flujo son mayores que en cañerías con líquidos.
La velocidad del limpiatubos queda determinada por el caudal del flujo del gas, salvo las variaciones causadas por el uso de las derivaciones internas o toberas en el cuerpo de éstos. La eficiencia máxima de operación ocurre a velocidades de pasaje de entre 10-20 Km/hr.

Limpieza. A fin de eliminar depósitos e incrustaciones de las paredes de una cañería de gas o líquidos, los limpiatubos deben utilizarse de acuerdo con las siguientes consideraciones:

  • Para la remoción de herrumbres, escorias o depósitos endurecidos se recomiendan limpiatubos equipados con cepillos de alambre, excepto en cañerías interiormente recubiertas ó  cañerías plásticas.
  • La remoción de depósitos blandos o pegajosos, por ejemplo, del tipo parafínico, se logra con limpiatubos con cuchillas de uretano.
  • En muchos casos, es recomendable abrir la derivación interna o tobera en el cuerpo del limpiatubos para que, al pasar fluido a mayor presión hacia el frente de éste, se originen condiciones de flujo turbulento. Esto ayuda a mantener las partículas desprendidas de las paredes en suspensión y facilitan su desplazamiento. 
  • Casi siempre hay que alternar corridas con limpiatubos de diferentes configuraciones (cepillos y/ó cuchillas de uretano).
  •     El pasaje frecuente de limpiatubos ayuda al control de la corrosión interna.
  •     Es muy importante seguir procedimientos adecuados en las trampas de lanzamiento y recepción, donde ocurren más de 70% de los daños sufridos por los limpiatubos.

Tanto en funciones de desplazamiento como de limpieza, la eficacia del pasaje de limpiatubos se evalúa observando el aumento en la eficiencia de transporte y bombeo, caída de presión, volumen / peso de materiales desplazados a la trampa de recepción y control de la corrosión interna.

Separación de productos. Para la máxima eficacia de separación de productos diferentes en poliductos, se usa el mismo tipo de limpiatubos que el utilizado en el desplazamiento de líquidos y condensados.

A fin de determinar la adecuada utilización del limpiatubos en tareas de separación, se toman en cuenta la exacta llegada al bombear un volumen preestablecido de liquido, el volumen de la interfase y el porcentaje de contaminación en la misma.