Descripciones de aplicaciones

Construcción y pre inspección

La fase inicial de la limpieza de una cañería comienza cuando una cañería es construida y preparada para usarse. Los contratistas normalmente limpian la línea según el requerimiento mínimo especificado por el dueño de la cañería, corriendo la menos cantidad de limpiadores posibles. Algunas veces esto es simplemente corriendo un limpiador calibrador, luego llenando la línea con agua para la prueba hidráulica, retirando el agua luego de la prueba y haciendo la menor cantidad de corridas de limpiadores con cepillos.

Los contratistas deben remover todos los productos que quedaron luego de la construcción , los que comúnmente son restos de alambre de soldadura, espaciadores metálicos y muchos otros ítems que son difíciles de describir y que son encontrados en una cañería abierta.

Los limpiadores de cepillo convencionales, tanto de cuerpo metálico o de espuma de uretano son utilizados para remover la suciedad, restos de corrosión, cascarillas, etc, desde el interior de la línea.

Esta limpieza debe ser realizada previa a la prueba hidráulica. El grado de limpieza durante la etapa de pre-inspección previa a la puesta en operación, varia según el  nivel de limpieza interior requerido. Esto es normalmente en relación a la pureza del producto a ser transportado.

Una línea de petróleo crudo normalmente tendrá un mínimo nivel de requerimiento en relación a su limpieza. Pero en el caso de líneas en la cual circula productos refinados tales como productos químicos, etileno, combustibles de alto grado,  tendrían un requerimiento de limpieza mucho más estricto.

Cuando altos niveles de limpieza son requeridos. No es común realizar muchas corridas con pigs de cepillos a través de la superficie interior de la cañería a fin de  remover los depósitos desde toda la longitud de la línea. Es importante tomar en cuenta que la acción de rascado interior de los depósitos de la línea y desplazarlos por toda la longitud de la misma, no es una tarea fácil de llevar a cabo. Los depósitos que son levantados por los cepillos en el primer kilómetro de una línea, de por  ejemplo 100 kilómetros, deben ser mantenidos y trasladados a lo largo de 99 kilómetros para salir del sistema.

Limpiadores de gel pueden ser utilizados como un medio de transporte de partículas, actuando como un agente de retención, en aplicaciones de limpieza donde excesiva cantidad de partículas es prevista.

Sin cuidado de lo que requiere una cañería nueva, en relaciona a su limpieza, es importante considerar que una cañería sucia puede causar futuros problemas operacionales. Las partículas dejadas en las paredes de las cañerías pueden retener, una mezcla no deseada, en estas. Por ejemplo productos contaminantes, así como no permitir el mantenimiento preventivo de la línea.

Como así también, por ejemplo dificultar las tareas en las que se utilizán productos químicos. La importancia de una buena limpieza de las cañerias redituara en un gran ahorro futuro en lo relativo a la periodicidad de su mantenimiento operativo.

Mantenimiento rutinario

No obstante que hay muchas cañerías en buenas condiciones, las cuales nunca han sido pigeadas desde el momento de la construcción. La mayoría tiénen la suerte de que hay previsto algún programa de mantenimiento de rutina. Las razones principales para un mantenimiento rutinario de la línea, son la remoción de depósitos tales como parafina, sedimentos, cascarillas, así como también realizar el control de la corrosión. Remoción de depósitos sobre la superficie interior de la  línea.

Los limpiadores son utilizados para remover depósitos que han sido formados en el interior de las paredes de las cañerías. Estos depósitos pueden ser usualmente parafinas, arenas, cascarillas o productos resultantes de la corrosión .Típicamente disminuyen la eficiencia hidráulica de las líneas. Los sedimentos tales como arenas o cascarillas pueden crear un medio propicio para la formación de corrosión y bacterias. La función de cualquier limpiador utilizado para esta aplicación tiene dos opciones: rascado del deposito adherido a la pared interior y remover los depósitos sueltos. La interacción de las superficies en contacto, con la pared interior, tales como copas, discos, cepillos y paletas desparafinadoras así como limpiadores de espuma de uretano (Polly pigs) raspando contra la pared de la cañería causan un efecto de remoción o de rascado.


Cuando se esta realizando la limpieza de parafina de una línea de petróleo, las partículas suspendidas están en el frente del limpiador y son empujados hacia fuera de esta. La habilidad de un limpiador, para la remoción de la parafina no es necesariamente su capacidad de sellado (como en el caso de una operación de bacheo) sino su capacidad de generar un efecto cortante en la pared interior, con características de empuje y remoción.

Los mismos principios son utilizados cuando se remueven otros depósitos de la superficie. Si los depósitos superficiales son muy pesados o duros y la línea es de una gran extensión, entonces es considerable utilizar como alternativa un  procedimiento de limpieza progresivo. Método el cual consiste en remover a los depósitos pero en varias etapas. Este procedimiento utiliza varios limpiadores de distintos tipos de diámetro exterior, recubrimientos y densidades. Permite al operador tener algún control sobre la cantidad de partículas removidas luego de cada pasada.

Teóricamente, un procedimiento de limpieza utilizándose productos químicos o un programa de limpieza por medio de limpiadores, no es la solución definitiva para controlar la parafina y otro tipo de depósitos en su interior. En condiciones operativas reales ningún método puede ofrecer una garantía completa.

La capacidad de crecimiento puede ser tan rápida y agresiva, que la cantidad de químico necesario puede alcanzar un costo totalmente prohibitivo y algunas parafinas y depósitos igual existirán. Lo cual hace muy difícil de tratar con los productos químicos disponibles. Así como también que la velocidad de deposición puede ser tan rápido que las corridas de los limpiadores no pueden evitar el crecimiento de la deposición.

Un programa de control de depósitos y reducción de parafina combina un programa de limpiadores conjuntamente con un procedimiento de limpieza con químicos .Ya que ningún programa o procedimiento único podría suministrar todos los beneficios de un programa combinado.

Los limpiadores deberían ser corridos periódicamente para retirar la parafina y otros depósitos acumulados sobre superficie del interior de las líneas, el cual la utilización de únicamente un procedimiento de tratamiento químico no pudo prevenir.

La limpieza periódica programada, también generara una reducción muy importante del consumo de productos químicos como gran objetivo y no una prevención completa de depósitos o tratamiento de grandes volúmenes de depósitos.
Un programa optimizado para el control de parafina y de otros depósitos combina programas de lanzamientos de limpiadores con programas de tratamientos químicos.

Los resultados principales que se obtiene con la combinación de ambos programas, se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Mantiene la línea en buenas condiciones de limpieza interior.
  2. Minimiza las posibilidades de que un limpiador quede retenido, especialmente en líneas costa afuera.
  3. Previene reducciones en los caudales trasportados o incrementos de caídas de presión a través de la línea.
  4. Mantiene los costos operacionales a un mínimo valor.

Gran precaución debe de ser tenido en cuenta para realizar la rehabilitación de la línea, cuando esta acumulo excesivas cantidades de parafina, debido a un programa impropio o no haber existido un mantenimiento preventivo. Cuando grandes depósitos están presentes, puede ser no factible o efectivo utilizar productos químicos para dispersar la parafina debido a que grandes volúmenes de estos deberían de ser disponibles. Puede también ser muy dificultoso y peligroso tratar de mover grandes volúmenes de parafina utilizándose limpiadores, a lo largo de grandes extensiones y puede llegar ser muy fácil un bloqueo de la línea como consecuencia del taponado de la misma además del gran incremento de presión que se generaría.
Con un gran cuidado y en forma muy conservadora debe ser realizada la remoción de la parafina, retirándose cantidades de forma controlada a través de un programa de envío de limpiadores en forma progresiva. Una vez han removido toda la parafina posible, los productos químicos recién deberían de ser utilizados para la remoción de la parafina remanente.

Corrosión interna

La corrosión es un serio problema asociado con el mantenimiento y la operación de las cañerías. Se gastan enormes sumas de dinero cada año en prevención, monitoreo, inspección y reparación de daños relacionados a efectos producidos por la corrosión. La mayoría de los programas de corrosión involucran tratamientos químicos con inhibidores de corrosión los cuales forman una película protectora sobre la pared de la línea. Los químicos trabajan mejor si son aplicados sobre el metal limpio. La corrosión en cañerías ocurre mayormente en la parte inferior de la cañería, donde el agua queda recolectada .No obstante que una cañería que transporta gas, con líquidos, la corrosión también puede estar en la parte superior. Cuándo la corrosión ocurre el material es perdido desde la pared del caño resultando en una perdida de metal localizada o pit tal como se muestra en la figura.

Opuesto a esto los depósitos de limpieza que se han acumulado sobre la pared del caño, la corrosión puede crear una superficie en su interior bastante dura o pit lo cual semeja o da la impresión que la pared interior de la cañería es muy difícil de limpiar.
La limpieza efectiva de cañerías es importante a fin de controlar la corrosión. Los inhibidores de corrosión deben contactar la pared de la cañería a fin de ser efectivos, y son inefectivos para superar la película de sedimentos que se pueden generar en el fondo de las líneas o pits. Para ser efectivo el tratamiento de cañerías sucias los inhibidores de corrosión deben ser agregados altos dopajes y por largos tiempos de exposición.


Ing. Carlos Filippetti
FLOUSA SA